Instalaron un desfibrilador en el Concejo Deliberante: “esta tecnología salva vidas”


Autoridades del HCD junto al técnico Superior en Emergencias Médicas, Diego Panozzo, presentaron el primer DEA de uso público, el cual, contribuirá a reducir la cantidad de víctimas fatales por causa de ataques cardio-respiratorios.

Este viernes, el presidente del Concejo Deliberante, Facundo López Sartori, junto al autor de la iniciativa, concejal Martín Arjol y el técnico Superior en Emergencias Médicas, Diego Panozzo, inauguraron el primer desfibrilador de la institución, el cual, contribuirá a salvar vidas y conducirá a Posadas a convertirse en la primera localidad cardioprotegida.

A modo de introducción, Panozzo detalló a los presentes el funcionamiento del DEA y destacó que el mismo, junto al RCP, han demostrado ser el método más efectivo para salvar vidas en innumerables situaciones de paros cardio- respiratorios que ocurren en la vía pública: “La cantidad de muertes por paro cardíaco supera la suma de muertes por cáncer. El 90% de los ataques ocurren sobre la vía pública y solo un 5% llega al hospital. La principal causa de paro cardio respiratorio en adultos es por enfermedades cardiovasculares y en niños por ahogamiento, pero estos últimos son los que tienen mayores chances de ser reanimados”.

Por su parte, el concejal Martín Arjol agradeció al Presidente del HCD, por apoyar estas iniciativas que permitirán día a día salvar más vidas en el éjido municipal. También, resaltó la importancia de la capacitación en técnicas de RCP para poder atender emergencias cardio-respiratorias.

Por su labor social, al finalizar la conferencia, los medios de comunicación se capacitaron en técnicas de RCP con el objetivo de ayudar a los vecinos en situaciones de ataques cardio-respiratorios. Además, evacuaron dudas acerca de la reanimación en niños y sobre el uso del DEA. “El desfibrilador va mano a mano con la técnica de RCP. Es para complementar, ya que esta tecnología salva vidas. Nadie está exento. Esto de vivir en una burbuja y creer que no me va a pasar no existe. Tenemos que tener una ciudad cada vez más segura”, cerró Panozzo.