Se realizó una nueva Audiencia Pública por la readecuación de la tarifa de taxis


Contó con la presencia de cinco oradores que expusieron su postura y sugirieron incrementar un 10% el costo del servicio y una previsión del 10% en caso de un nuevo aumento del combustible.

Este viernes, se realizó en el recinto del Honorable Concejo Deliberante, la Audiencia Pública para readecuar la tarifa de taxis en la ciudad. Ante el pedido de los sectores, concejales dieron lugar a una nueva instancia de debate, donde solo 5 oradores expusieron sus puntos de vista acerca del servicio de transporte público de alquiler y solicitaron un incremento de $30 la bajada de bandera y $3 la ficha, debido a los grandes aumentos del combustible en los últimos meses.

La Audiencia fue presidida por el presidente de la comisión de Transporte y Tránsito del HCD, Miguel Ángel Acuña, quién explicó que desde el sector no sólo habían solicitado la readecuación de la tarifa por el aumento de los combustibles sino por el incremento de los insumos necesarios para mantener la unidad.

Al inicio, el defensor del Pueblo, Alberto Penayo, resaltó la asistencia al proceso democrático y reflejó el duro escenario económico que los vecinos están atravesando: “el proceso de incremento se realiza en un panorama de recesión, inflación y un dólar que repercute directamente en el combustible”. Además, propuso tener en cuenta los valores de los servicios de transporte público de alquiler que utilizan las provincias del NEA y el gran impacto que tendrá en el bolsillo del trabajador.

De los seis oradores previstos, solo cinco expusieron sus puntos de vista acerca de llevar adelante una nueva readecuación. Uno de ellos, Jorge Starik, presidente de la Asociación de Taxis propuso incrementar la bajada de bandera a $30 y la ficha a $3: “Nosotros entendemos que la gente no va a poder pagar pero es necesario este 10% para tener un respiro. Apelo a la solidaridad de mis compañeros para que acompañen mi pedido”.

Por su parte, Alfredo Gamarra, secretario del Sindicato de Peones de Taxis, solicitó ante sus pares un incremento de $35 la bajada de bandera y $3 la ficha, además de ser beneficiarios del bono de fin de año: “Somos trabajadores como cualquier otro de la Argentina y deberíamos ser beneficiarios del bono. Darle algo al trabajador para que siga respirando. Aparte de la revisión semestral. A todos les enoja, pero creo que es necesaria y justa.

Terminando las ponencias, Hugo Gauto, representante de la Asociación Taxistas Unidos acompañó la iniciativa propuesta por Starik y ratificó que cada incremento que solicitan no piensan solo en su bolsillo sino también en el del pasajero: “si tuviéramos que aumentar la tarifa con todos los incrementos que están habiendo, tendríamos que cobrar $100 la bajada de bandera y $10 la ficha”.